El AYUTAMIENTO DE LAS PALMAS NIGUNEA DESCARADAMENTE AL DIPUTADO DEL COMÚN

DESDE WALKING DEAD A  LA CAJA DE PANDORAALCALDADA DENUNCIADA POR DÁVIDE EN SU DÍA, SE VE CONFIRMADA POR EL TRIBUNAL SUPREMO
La fiabilidad del registro de la Agencia Tributaria, en dudaArruinado por Hacienda
Hacienda no puede hacer visitas sorpresa sin autorización judicialHacienda analizará redes sociales

 

El AYUTAMIENTO DE LAS PALMAS NIGUNEA DESCARADAMENTE AL DIPUTADO DEL COMÚN

En una ocasión, hace poco tiempo, pregunté a un alto funcionario   del Ayuntamiento de Las Palmas acerca de la  relación de la corporación con el Diputado del Común. Su respuesta no puedo ser más gráfica: “No tiramos las quejas a la papelera porque no podemos, pero las archivamos directamente”. Esto dicho así podría ser más o menos creíble pero si lo conectamos con una experiencia concreta se verá que tiene muchos visos de ser cierta.

Una ciudadana encarga a un asesor la llevanza de un determinado asunto relacionado con el Ayuntamiento de Las Palmas (AY), como consecuencia el asesor se pone en contacto con el AY, más concretamente con una “empleada pública” (EP).  El asesor manifiesta lo que considera oportuno en la defensa de los intereses de su clienta. Hasta aquí todo normal. Pero hete aquí que la susodicha EP(1) se sulfura y empieza a decir improperios,  y culmina su hazaña cortando el teléfono al asesor(2) . Y esto, con ser grave, no es lo peor. Lo peor, es que la Ley obliga a la EP a resolver sobre la cuestión que la ciudadana le planteó mediante el preceptivo recurso, y esta sencillamente se niega. Si, si, se niega, no le responde ni al ciudadano ni al DC. Nos consta incluso que los actuales responsables del AY la conminan a responder, pero nada. Es decir, se coloca claramente por encima de la Ley y de las instituciones supuestamente responsables de velar por su cumplimiento. Si se atreve a actuar así frente a sus superiores jerárquicos, que puede esperar un ciudadano de a pie.

AYYY  QUE BONITA ES LA INOCENCIA!!!!!!

El asesor no está dispuesto a consentir este tipo de comportamientos y se dirige a Dávide  que a su vez se dirige  al Diputado del Común  en busca de amparo, para exigir a la EP que cumpla con la Ley y  para formular una queja(3) . ¡¡¡¡Ayyyy!! ¡¡¡¡Qué bonita es la inocencia!!!!

UN NUEVO FÁRMACO ANTIESTRÉS:  EL TRANKIDIPUTADIN

El DC raudo y veloz  (solo tardó 45 días), se pone en marcha. Cuando lean como está el asunto en la actualidad, verán porque decimos que 45 días es un comportamiento diligente, diríamos que temerario por lo que a velocidad  de respuesta al ciudadano se refiere.

Apenas unos pocos días después la EP responde diligentemente  al DC. La respuesta es tan infumable, que hasta el propio DC  seis meses después (no se vaya a estresar la institución), se vuelve a dirigir de nuevo a la EP pidiéndole aclaraciones a las muchas inexactitudes y fundamentalmente por incumplimiento de la legalidad vigente en materia administrativa. Le pide, entre otras cosas, que resuelva el recurso que el ciudadano le planteó.

Ante EL silencio de ambos (DC y EP)   y, para no comerse las uñas,  a base de trankidiputadín, el ciudadano vuelve a recordarles: ¿Y de lo mío, que?

EMPUJA, EMPUJA, QUE YA SALE!!!

Ante esta nueva petición de explicaciones por parte de Dávide,  el DC en un acto de arrojo digno de un titán, a riesgo de perder los papeles, que ya se sabe como es el DC cuando se enfada, se pone serio haciendo uso del  respeto que le tienen,   le pide al AY que quiere convocar  una reunión con la EP, que le diga día y hora. Esto ocurrió el 04.05.11(4) . Es a día de hoy que estamos en Octubre de 2012 y suponemos que la petición debe de andar en ese archivo que mencionábamos al principio de este artículo.

Hasta en cuatro  ocasiones más  ha tenido que recordarle el ciudadano al DC que impulse el asunto. Resultado, a día de hoy una queja que se formuló el 01.06.09 sigue sin resolverse. Es decir: va para tres años y cinco meses ( de momento)   desde que se inició la queja y pese a cinco actuaciones(5)  por parte del ciudadano para que no se duerma en el sueño de los justos,  sigue sin resolverse.

Ante un parto de más de 40 meses a uno solo se le ocurre decirle al DC: ¡Empuja, empuja, que ya sale!

¿EL DIPUTEADO DEL COMÚN?

Inevitablemente uno piensa: ¿cuantos ciudadanos  menos insistentes y peor asesorados depositan con toda su buena fe las quejas, esperando amparo y defensa por parte de una institución que  más parece un mal remedo de otras instituciones que si que funcionan en las democracias avanzadas? ¿Cuantos casos se cierran sin solución, o por puro desencanto del reclamante, acaban en nada?

¿Para que sirve el Diputado del Común?  Todos esos millones de euros tirados a la basura a costa de nuestros bolsillos (recortes, ¿se acuerdan?). Al final va a ser cierto de que al Diputado del Común, por los pasillos de la Administración Pública Canaria, lo llaman el NINGUNEADO DEL COMÚN y  como algunos aciertan a decir  con menos benevolencia,  el DIPUTEADO DEL COMÚN.

LA VERDAD, TODA LA VERDAD, Y NADA MÁS QUE LA VERDAD.

En aras a la verdad  en tanto que  Asociación que defiende a los contribuyentes, somos conscientes que la culpa no es del actual Diputado del Común, ni de sus antecesores. La culpa hay que dividirla en dos partes, a saber:

a.- La imposibilidad de que actúe con efectividad, proviene de la norma que lo regula y no lo dota de mecanismos ejecutivos que le permita ejercer un efectivo control sobre las Administraciones Públicas.

b.- Pero no nos engañemos, hay una segunda parte del todo inexcusable y que tiene que ver con el funcionamiento interno de la propia institución. No es de recibo que se tarde más de tres años en resolver un asunto, que a día de hoy, sigue sin resolverse. No es de recibo que el contribuyente tenga que impulsar motu proprio insistentemente el expediente para que camine. No es de recibo que entre una actuación y otra se tarde más de un año  en responder y que si no fuera por la actividad del propio contribuyente, sabe Dios en que cajón, no ya del AY, sino del propio DC, estaría o está este expediente.

ENTRE LA  FALTA DE RESPETO Y LA INCOMPETENCIA SUBLIME

Sencillamente este tipo de comportamientos oscila entre la falta de respeto al ciudadano y la incompetencia más absoluta. Escójase lo que proceda.

Para empezar lo que debería hacer el DC es dirigirse al ciudadano pedirle disculpas públicamente  y llevar a cabo  de una buena vez el encargo que le hizo hace más de tres años. Pocas veces el DC se va a encontrar con una queja tan indiscutible como esta, todo lo cual agrava más, si cabe, el comportamiento desidioso del DC.

¿Cuantas situaciones más como esta se estarán dando en el seno del DC? Esto, se lo hacen a los representantes de una asociación que conoce bien los derechos del contribuyente. ¿Que no estarán haciendo con el común de los mortales?

ANTE LA FALTA DE VOLUNTAD POLÍTICA, MEJOR CERRARLO

Lamentablemente parece ser que van a ser ciertas las palabras del alto funcionario cuando decía que: “No tiramos las quejas a la papelera porque no podemos, pero las archivamos directamente”.

Lo dicho: para tirar el dinero del contribuyente a la basura, jugar con la confianza de los contribuyentes y desacreditar más a las instituciones,  mejor cerrarlo.

 

(1) Al parecer no es funcionaria
(2) De esto último existe reconocimiento por escrito de la propia EP
(3) Queja EQ-0561/2009
(4) Tardó  más de un año  el DC en contestar al ciudadano.  La fecha que va desde el 29.03.10 fecha del primer impulso hasta el 04.05.11 fecha de contestación
(5) Impulsos de fechas: 29.03.10,   11.08.11,   18.10.11,   07,12,11 y    09.02.11